Zapatos Gatea: este tipo de zapatos se fabrica con el objeto de proteger el pie de los pequeños, y a la vez, otorgar estabilidad y equilibrio. El zapato se adapta perfectamente al movimiento del pie del niño o la niña. La suela es de cuero o goma. Pueden tener cierre en velcro, cordón o hebilla. Su fabricación, normalmente de piel, favorece la transpiración